Semana 30 de embarazo | Síntomas, peso y tamaño del bebé

A la semana 30 del embarazo, el bebé con un peso aproximado de 1360 gramos y cerca de los 40 cm. de tamaño, comienza a parecerse a un querubín. Y de aquí a la siguiente semana estará aumentando su peso en media libra.

En esta semana se da un crecimiento más notorio de pestañas, cejas y pelo en la cabeza. A menos que el bebé esté destinado a tener poco cabello al nacer.

A las 30 semanas de embarazo, las caminatas y la piscina pueden ser de gran ayuda para ti mamá. Vigila tu postura. Las contracciones de Braxton Hicks regresan. El niño juega con sus manos y se chupa el dedo pulgar.

así está mi bebe de 30 semanas de gestación

Bebé a las semana 30 de embarazo

Peso y tamaño del feto

Edad gestacional: desde 29+0 hasta 29+6
Tamaño del feto: 38,9 cm
Peso fetal: 1350 gramos
Aumento de peso(*): +10,5 kg
(*) Valor máximo para aquellas que al inicio de la gestación tenían un peso normal.

Síntomas del embarazo de 30 semanas

Para muchas mujeres más o menos en este período comienzan las contracciones de Braxton Hicks. Estas son contracciones que generalmente no causan dolor. Estas contracciones son irregulares, indoloras y se sienten como una sensación de presión en la parte superior del útero.

Si se convierten en contracciones dolorosas o se producen más de 4 veces en una hora, es mejor que se ponga en contacto con su ginecólogo para asegurarse de que el parto no sea inminente.

En los últimos meses es fácil experimentar dolor de espalda (que no debe ser subestimado y reportado al médico) muy a menudo acompañado de hormigueo en las piernas. Trate de hacer estiramiento y yoga.

Si el niño está en posición cefálica, es posible que sienta algo de presión en el suelo pélvico.

Recomendaciones

  • Caminar y nadar en la piscina puede ayudar a mantener el nivel de energía adecuado.
  • Preste mucha atención a la postura correcta al caminar, sentarse o acostarse en la cama.
  • Ahora dormir puede ser un problema, así que trate de ayudarse con algunas almohadas para sostener las piernas y el vientre.

Desarrollo del feto

El niño se vuelve cada vez más «gordito» y comienza a controlar su temperatura corporal. Continúa depositando reservas de grasa y el mayor aumento de peso se producirá en las próximas semanas. La cabeza y el cuerpo son ahora proporcionales como los de un recién nacido.

El desarrollo más importante se da en el cerebro del bebé, que se está preparando para aumentar su capacidad. Una vez liso, ahora está formando canales y pliegues creando más tejido cerebral con mayor área de superficie.

La expansión futura del tejido cerebral que es crucial a medida que su bebé pasa de ser un recién nacido indefenso a un bebé sensible.

Otro gran cambio en la semana 30 es que la médula ósea del bebé reemplaza completamente al hígado, asumiendo la tarea de producir glóbulos rojos, el bazo y los grupos de tejidos. Estos glóbulos rojos son críticos porque transportan oxígeno y eliminan los desechos.

Con su ayuda, su bebé comienza a prepararse para el futuro almacenando hierro, calcio y fósforo en esas pequeñas células.

Su hijo es muy consciente de lo que le rodea y de que sus párpados se abren y se cierran. Mira a su alrededor y puede volver a las fuentes de luz.

El feto mueve más a menudo sus manos y se chupa el dedo dentro del vientre de mamá.

31 semanas de embarazo movimientos del bebé

Los movimientos oculares rápidos que se observan en las ecografías indican que el niño probablemente está soñando en ese momento (sueño REM).

Usualmente alrededor de la semana 30 el feto toma su posición final.

A través de un simple estetoscopio, la partera puede oír el latido del corazón y hacer que la madre y el padre lo oigan.

Así es como se ve el bebé de 30 semanas de gestación

Deja un comentario